Cuando los médicos deciden realizar un lavado bronquial, comúnmente se hace para detectar las infecciones del paciente que puede ser un niño o un adulto.

El lavado bronquial es un procedimiento mediante el cual se toman células del interior de las vías respiratorias que conducen a los pulmones.

Procedimiento:

Se introduce un broncospio (tubo delgado con una luz y una lente para observar), a través de la nariz o la boca hacia los pulmones.

La superficie de las vías respiratorias se lava con una solución ligera de sal para recoger las células, las cuales luego se observan al microscopio.

El lavado bronquial, como se dijo antes, puede encontrar infecciones, pero también es posible que ayude a detectar cambios en las células que pueden conducir a enfermedades como el cáncer.

Un lavado bronquial es una buena forma de prevenir males más severos.

Artículo creado con información de Cancer.gov


[[cms:companyname]] - lavado bronquial